Fullscreen Image

Cuidado inteligente de la ropa, ahorrando tiempo y dinero.

es

LAVAR

Consejos y trucos
explica símbolos
  • Lave la ropa solo si está sucia. El lavado innecesario supone una carga para el medio ambiente.
  • La ropa sucia debe guardarse en un lugar seco y adecuadamente ventilado, no debiendo permanecer durante demasiado tiempo en este lugar.
  • La ropa húmeda debe lavarse inmediatamente. Si no fuera posible, séquela antes del lavado.
  • En el lavado de productos textiles calificados como "fáciles de limpiar" debe emplear el programa para ropa delicada. Reducir el volumen de ropa. Cuidado en el centrifugado (riesgo de arrugas).
  • En caso de ropa solo un poco sucia, basta con elegir un programa corto.
  • En la ropa de color conviene efectuar una separación de la ropa según colores claros y oscuros.
  • En caso dado, los textiles nuevos y de color deben lavarse en forma separada en el primer lavado.
  • Los tejidos de fibras sintéticas o los tejidos mezclados no deben lavarse junto con tela de lino (peligro de "pilling").
  • Respete siempre la recomendación de dosificación en el envase de detergente para ropa. Una cantidad excesiva o insuficiente del detergente puede afectar el resultado del lavado.
  • En la ropa deben mezclarse las piezas grandes y pequeñas. Esto facilita el movimiento de las piezas individuales en la máquina de lavar y en un resultado mejor del lavado.
  • Si equivocadamente lavó un pañuelo de papel con la ropa, debe colocar un par de medias de nylon en el ciclo de lavado para eliminar las pelusas.
     

Lo que debería saber …
 

  • Los símbolos de cuidado señalan el tratamiento máximo admisible. En todo momento es posible recurrir a tipos de tratamiento más suaves y temperaturas más bajas que los indicados en la etiqueta.
  • El lavado a bajas temperaturas cuida del medio ambiente gracias a un bajo consumo energético, lo que puede perjudicar el rendimiento de limpieza. Para un resultado óptimo del lavado debe tener en cuenta los símbolos de cuidad y la recomendación de dosificación en el envase del detergente para lavar.
  • La ropa higiénicamente cargada (p. ej. En caso de una enfermedad en el hogar) debe lavarse a 60 °C y en lo posible con un detergente de gran potencia en polvo (contiene blanqueador) o bien debe emplearse adicionalmente un blanqueador.
  • Los programas de una máquina de lavar de gran eficiencia energética (p. ej. clase A+++ de la etiqueta europea de energía) consumen menos agua y menos energía.
  • Los largos programas de lavado con bajas temperaturas ahorran energía.
  • Una dosificación muy baja del detergente puede inducir a un resultado de lavado insuficiente y los sedimentos pueden quedar depositados en partes menos sucias (que se vuelven gris) y en la propia máquina. Los colores pueden resultar diluidos.
  • Una dosificación excesiva del detergente no resulta necesariamente en un mejor resultado del lavado, pero supone una carga excesiva para el medio ambiente.
  • El centrifugado de la ropa con un número de revoluciones tan alto como sea posible antes del secado en la secadora ahorra energía. Cuanto menos agua contiene la ropa, tanto menos energía y tiempo se requiere para el secado.
Lavado manual: Lavar a mano a una temperatura de agua de máx. 40 °C según la prenda respectiva. Disolver primer adecuadamente el detergente para ropa delicada en abundante agua. Luego colocar las prendas flotantes en la lejía, moviéndolas cuidadosamente. No frotar, ni tampoco tirar de las prendas o escurrirlas. Luego, la ropa debe lavarse bien, exprimirse cuidadosamente y estirarla conforme a su forma. Las prendas de color y sensibles deben tratarse rápidamente y no deben permanecer en estado mojado. Se recomienda el lavado a mano en lugar de los programas de lavado manual por máquina para ahorrar energía.
No lavar. Las prendas marcadas con este símbolo no deben lavarse.